Gelatina

No creo que pudiese esperarme algo diferente. Salía a la calle, me verían las mariposas. Claro que era estúpido, pero no me podía esperar algo diferente. Estiré mis piernas, ahora desde detrás de mi puerta cerrada como una navaja. Ahí se había cortado el mundo, en donde la luz enmarcaba mi cara y la puerta… Leer más Gelatina